Sponsor

  • Making of: Enslaved Odyssey to the West

    http://i.imgur.com/KBblf.jpg

    Descubre los secretros detrás de la creación del último título de Ninja Theory. Un detrás de cámaras inperdible!

    Making of: Enslaved Odyssey to the West
  • Análisis: LittleBigPlanet 2

    http://i.imgur.com/swTsG.jpg

    Reseña completa de la secuela de LittleBigPlanet, ¡Un juego en el que el único límite que existe es tu imaginación!

    LittleBigPlanet 2 análisis
  • 7 Cosas que no sabías sobre Pac-Man!

    http://i.imgur.com/w6YlQ.jpg

    Más de 30 años después de su lanzamiento, Toru Iwatani, el creador de Pac-Man, revela curiosos datos sobre esta boquita comilona que te interesará leer...

    7 Cosas que no sabías sobre Pac-Man! />
  • Lanzamientos: Garshasp, The Monster Slayer

    http://imgur.com/qzsHJ

    De la mano de Dead Mage Inc, llega un Hack 'n Slash indie ambientado en la antigua persia.

    Lanzamientos: Okamiden
  • Juego Flash Recomendado: Prior

    http://i.imgur.com/uqEao.jpg

    ¿Quién eres tú? ¿Dónde estás? ¿Por qué estás allí? En Prior no sabes nada de esto pero lo descubrirás jugando esta aventura 2D.

    Juego indie Prior
  • La Evolución de Lara Croft

    http://i.imgur.com/DHiW4.jpg

    Lara Croft a través de los años. Uno de los personajes femeninos más memorables de la historia de los videojuegos se muestra de manera evolutiva, desde su nacimiento en 1996 hasta el día de hoy.

    La Evolución de Lara Croftf

lunes, 21 de junio de 2010

Roger Ebert: 'Los videojuegos nunca podrán ser arte'

Este es un artículo que vale la pena leer y pensar sobre lo leído. El mismo generó bastante revuelo, sobre todo entre los desarrolladores independientes, quienes se vieron insultados por este tal Roger Ebert: un crítico de cine del diario Chicago Sun-Times, quien asegura que los videojuegos no son arte y nunca lo serán.



Traducción del artículo escrito por Roger Ebert para Sun-Times Media el 16 de Abril de este año.

Gracias a Trotsky por la traducción al español.


Habiendo hecho una vez la citada afirmación, he rechazado todas las oportunidades de ampliarla o defenderla. Pareció ser una empresa descabellada, especialmente dado el volumen de mensajes que recibo incitando a que juegue este o aquél juego y me retracte de mi error. No obstante, me mantengo convencido de que en principio, los videojuegos no pueden ser arte. Quizás sea tonto de mi parte decir “nunca”, porque nunca, como diría Rick Wakerman, es mucho, mucho tiempo. Digamos que ningún jugador vivirá lo suficiente como para experimentar el medio como una forma de arte.

¿Qué me motiva a regresar al tema? Fui incitado por un lector, Mark Johns, a considerar un video de una charla del TED en el USC por parte de Kellee Santiago, una diseñadora y productora de videojuegos. Lo hice. Me encariñé enseguida con Santiago. Es brillante, confiada, persuasiva. Pero está equivocada.

Me propongo tomar una ventaja injusta. Ella habló extemporáneamente . Yo tengo el lujo de responder después de una consideración. Si quieren seguir, les sugiero que la vean hablar, en el link abajo. Sólo son 15 minutos, y ella los hace pasar rápido.


Comienza diciendo que los videojuegos “ya SON arte”. Sin embargo, reconoce que yo estaba en lo correcto cuando escribí “nadie dentro o fuera del campo ha podido citar un juego digno de comparación con los grandes poetas, cineastas y novelistas”. A lo cual podría haber agregado pintores, compositores, y así, pero mi punto está claro.

Entonces muestra una diapositiva de una pintura rupestre, llamándola “especie de arañazos de pollo en paredes”, y las contrasta con el techo de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel. Su punto es que si bien los videojuegos pueden estar más cerca del lado de los arañazos de pollo del espectro, soy un tonto al asumir que no evolucionarán.

Entonces dice que el habla comenzó como una forma de advertencia, y la escritura como una forma de contabilidad, pero que evolucionaron hacia la narrativa y la canción. De hecho, el lenguaje oral probablemente haya evolucionado en una forma de narración y canción mucho antes de que se desarrollara la escritura. Y las pinturas rupestres fueron una forma de narración, quizás de religión, y ciertamente de creación de belleza de esos arañazos de pollo que Werner Herzog está filmando en 3d.


Herzog cree, de hecho, que las pinturas rupestres de la cueva de Chauvet-Pont-d’Arc, al sur de Francia, sólo deberían ser vistas en el contexto de las sombras proyectadas sobre esas paredes oscuras por los fuegos hechos detrás de los artistas, lo que sugiere que las pinturas rupestres, sus materiales de carboncillo y ocre y todo lo que interviene en ellas son la consumación de una larga gestación, no el comienzo de algo – y que los artistas eran notoriamente dotados. Fueron los grandes artistas de su tiempo, genios sin nada sobre lo qué trabajar, y no estaban en el proceso de convertirse en Miguel Ángel ni nadie más. Cualquier artista talentoso dirá cómo admira la línea de esos dibujantes prehistóricos en la oscuridad, y con cuánta economía e ingenio evocaban los animales entre los que vivían.

Santiago reconoce que el ajedrez, el fútbol, el baseball y ahún el mahjong no pueden ser arte, sin importar cuán elegantes sean sus reglas. Estoy de acuerdo. Pero por supuesto, esto depende de la definición de arte. Dice que la definición de arte más elocuente que encontró es la de la Wikipedia: “el arte es el proceso de organizar conscientemente elementos de modo que apele a los sentidos o las emociones”. Esta es una definición intrigante, aunque como jugador de ajedrez puedo sostener que mi juego se ajusta a la definición.


Platón, via Aristóteles, creía que el arte debe ser definido como la imitación de la naturaleza. Séneca y Cicerón estaban escencialmente de acuerdo. La wikipedia dice que “los juegos son diferentes del trabajo, que se hace por remuneración, y del arte, que está más relacionada con la expresión de ideas… componentes clave de los juegos son los objetivos, las reglas, el desafío, y la interacción”.

Pero podríamos jugar todo el día con definiciones, y encontrar excepciones para cada una. Por ejemplo, tiendo a pensar que el arte es usualmente la creación de un artista. Sin embargo, una catedral es el trabajo de muchos, y no es acaso arte? Uno podría considerarla como una cantidad de obras de arte individuales unificadas en un propósito común. ¿No es acaso la danza tribal una forma de arte, no obstante la colaboración de una comunidad? Si, pero refleja el trabajo de coreógrafos individuales. No empezaron a bailar todos al mismo tiempo.


Una diferencia obvia entre el arte y los juegos es que se puede ganar en un juego. Tiene sus reglas, puntuación, objetivos, y un resultado. Santiago puede citar juegos inmersivos sin puntuación ni reglas, pero en ese caso diría que dejan de ser juegos y pasan a ser la representación de una historia, una novela, una obra, o una película. Esas son cosas en las que no se puede ganar; sólo se las puede experimentar.

Cita la definición de Robert McKee de buena escritura como “motivada por un deseo de tocar su audiencia”. No es una definición muy útil, porque una buena cantidad de mala escritura está también motivada por ese mismo deseo. Podría decir que las novelas de Cormac McCarthy también estaban así motivadas, y Nicholas Sparks diría que sus novelas están así motivadas. Pero cuando digo que McCarthy es “mejor” que Sparks y que sus novelas son obras de arte, eso es un juicio subjetivo, hecho en base a mi gusto (que yo diría es mejor que el de cualquiera que prefiera a Sparks).


Santiago ahora expresa con sus propios términos: “el arte es una forma de comunicar ideas a una audiencia de una forma que esa audiencia encuentre atractiva”. Pero qué ideas están contenidas en Stravinsky, Picasso, “La noche del cazador”, “Persona”, “Esperando a Godot”, “Prufrock”? Oh, puedes realizar una exégesis o una paráfrasis, pero en ese caso estás creando tu propio objeto artístico a partir de los materiales al alcance de la mano.

Kelle Santiago llegó a este punto carente de una definición convincente de arte. Pero es Platón mucho mejor? ¿Acaso el arte mejora en la medida que imita más a la naturaleza? Mi noción es que mejora cuanto más enriquece o altera la naturaleza a través de un pasaje que podríamos llamar el alma del artista, o su visión. Incontables artistas han dibujado incontables desnudos. Todos están trabajando en base a la naturaleza. Algunos son obras de arte, pero la mayoría son muy malos, ciertamente. ¿Cómo los diferenciamos? Sabemos. Es una cuestión, sí, de gusto.



Santiago proporciona muestras de un videojuego llamado “Waco Resurrection”, en el cual el jugador, como David Koresh, defiende su compuesto Davidiano contra agentes del FBI. Los gráficos muestran al protagonista intercambiando disparos con agentes de acuerdo a las reglas del juego. Aunque el jugador debe unar una máscara de Koresh e inspirar a sus seguidores a jugar, el juego se ve por su muestra como una descerebrada galería de disparo más.

“Waco Resurrection” puede ciertamente ser un gran juego, pero su potencial artístico aún no ha alcanzado el nivel de los arañazos de pollo. Ella defiende al juego no como un registro de lo que sucedió en Waco, sino “cómo sentimos que sucedió en nuestra cultura y sociedad”. Habiendo visto el documental de 1997 titulado “Waco: The Rules of Engagament”, galardonaría en contraste al juego como un fracaso en esta categoría. El documental apeló enormemente a mis sentidos y emociones, y aún así no lo estoy proponiendo como arte.


Su siguiente ejemplo es un juego llamado “Braid”. Este es un juego “que explora nuestra propia relación con nuestro pasado… encuentras enemigos y recoges piezas de rompecabezas, pero hay una diferencia clave… no puedes morir”. Puedes retroceder en el tiempo y corregir tus errores. En ajedrez, esto es conocido como arrepentirse de una jugada, y niega toda la disciplina del juego. Tampoco estoy persuadido de que pueda aprender acerca de mi propio pasado eludiendo errores en un videojuego. También admira la historia contada entre los niveles del juego, que exhibe prose del nivel de una galletita de la fortuna verbosa.


Vamos al ejemplo 3, “Flower”. Un apartamento arruinado tiene una sola flor en el alféizar, que conduce al jugador a un paisaje natural. El juego es “sobre intentar encontrar un balance entre los elementos urbanos y naturales”. Nada de lo que muestra del juego parece tener más interés que el decorativo del nivel de una tarjeta de visita. ¿El juego se puntúa? Ella no dice. ¿Ganas si eres el primero en encontrar el balance entre lo urbano y lo natural? ¿Puedes controlar a la flor? ¿Sabe el juego cuál es el balance ideal?

Estos tres son sólo una pequeña selección de juegos, ella dice, “que cruzaron la frontera hacia la expresión artística”. En mi humilde opinión, esa frontera se mantiene absolutamente sin cruzar. “Braid” ha tenido un “gran impacto de mercado”, dice, y “fue el juego más descargado pra XBoX Live Arcade”. Todos estos juegos han recibido “aclamación de la crítica”.


Ahora muestra fotogramas de películas mudas antiguas como el Viaje a la Luna de George Melies (1902), que eran “igualmente simplistas”. Obviamente, estoy perdidamente desventajado por mi amor al cine, pero Melies me parece vastamente más avanzado que sus tres videojuegos modernos. Tiene recursos técnicos limitados, pero superior talento artístico e imaginación.

Estos días, ella dice, “jugadores adultos” esperan juegos que alcancen niveles más altos de “regocijo, o de éxtasis… catarsis”. Estos juegos (que ella cree ya se están haciendo) “son recompensados por las audiencias con altas cifras de ventas”. La única forma en la cual yo podría experimentar regocijo o éxtasis de sus juegos sería a través de una participación en las ganancias.

Los tres juegos que elige como ejemplos no elevan mis expectativas de que un juego merezca mi atención lo suficiente como para jugarlo. Son, lamento decir, patéticos. Repito: “nadie dentro o fuera del campo ha podido citar un juego digno de comparación con los grandes poetas, cineastas y novelistas”.


¿Por qué están los jugadores tan preocupados, en todo caso, de que sus juegos sean definidos como arte? Ni Bobby Fischer, Michael Jordan ni Dick Butkus nunca dijeron que sus juegos fueran una forma de arte. Ni lo dijo Shi Hua Chen, el ganador de la Serie Mundial de mahjong por $500,000 en 2009. ¿Por qué no están contentos los jugadores con sus juegos y simplemente se divierten? Tienen mi bendición, si es que les importa.

¿Necesitan validación? Al defender los juegos ante padres, esposos, hijos, compañeros de trabajo y otros críticos, quieren poder levantar la cabeza del monitor y explicar “estoy estudiando una gran forma de arte”? En ese caso, permítanselo decirlo, si los hace sentir felices.

Le voy a conceder a Santiago la última palabra. Hacia el final de la conferencia, muestra un gráfico con seis círculos, que representan, deduzco, los componentes formando su nuevo mundo feliz de videojuegos como arte. Los círculos están titulados: desarrollo, finanza, publicación, marketing, educación y administración ejecutiva. Con esto termino de explicar el caso.


Las imágenes son tomadas de la fuente original.

Creo que este hombre está muy equivocado. Si bien los videojuegos son toda una industria hoy en día, lo son también otras "artes", como el cine o la literatura. El arte existe en toda expresión humana. Toda actividad humana puede ser arte, pero queda claro que si bien puede ser, no todas lo son.
Con los videojuegos sucede que existen aquellos cuyo centro es ganar, competir o entretener. Y existen aquellos que para los que los sabemos apreciar, son una experiencia, tanto como una película, un libro o un cuadro. Es arte, en fin.
Este señor no es más que un tecnófobo ¿Realmente importa lo que piense?

7 comentarios:

Teff dijo...

Por lo que entendi, se basa en el hecho de que si un juego tiene objetivos o puntuaciones pierde el status de arte. Aún sabiendo que hay muchos juegos que dejan ese apartado de lado, ¿De verdad esos objetivos empañan el transfondo creativo?
También dice que si no tienen las reglas o puntuaciones, deja de ser un videojuego. Decir eso es negar el desarrollo que han tenido en estos 40 años de existencia, ya no se juega Pong ni Mario Bross. Ya no importa tanto el resultado que tengas, ahora lo más importante es el trayecto, es sentir cada emoción que te transmite ese videojuego y aprovecharlo.

Anónimo dijo...

Un abuelo que la vida le paso por encima. Si no pudiesemos adaptarnos a los cambios y evolucionar constantemente seguiriamos caminando en cuatro patas.
Un tecnofobo sin dudas, y se le percibe un aroma añejo en su forma de expresarse.

Samael dijo...

:P el amigo se pone a citar a filosofos y demás gente para tratar de validar el asunto, siendo que no existe un consenso de que es arte y que no :P juzgar desde la ignorancia es el peor sintoma de un critico, según sus aseveraciones tienen razón todos los que dicen que un pelicula jamas igualara a un libro xD no, el verdadero asunto al que el no quiere llegar es que no lo juzga como arte por la fuerte influencia comercial que existe actualmente. Le concedo que existen demasiados juegos influenciados puramente por el afan de vender sin ninguna idea o trasfondo, pero aquellos juegos inolvidables, que segun el nadie le menciono... como Out of this world, Snatcher, Castlevania: Symphony of the night, Chrono Trigger, Half-Life, etc. Esos juegos son autenticas obras de arte, el arte se vive, se siente, no se limita a lo que los criticos dicen... al fin y al cabo son solo sus opiniones :P pero como bien dice el, para que le damos importancia, segun el sabe de cine xD si lo dijera despues de jugar 500 videojuegos lo podria entender, pero sin jugar uno solo!!! ni para que gastamos saliva.

Alberto Espinal dijo...

¿Ha llamado arañazos de pollo al arte rupestre? Dudo que uno sólo de los artistas actuales, dudo que Miguel Ángel pudieran haber realizado esos "arañazos de pollo". He estudiado el arte rupestre y es uno de los artes más increíbles que nunca jamás el ser humano fue capaz de realizar. Figuras como los bisontes de Altamira están perfectamente pintados, se pueden ver incluso los pelos, están pintados completamente de memoria, usando los dedos y pieles de animales. Además aprovechan los volúmenes y grietas de la piedra para completar los volúmenes, creando incluso efectos de perspectiva (muchas de las figuras que vemos desproporcionadas es porque no están fotografiadas tal y como el espectador las ve.) Una vez basa todo su argumento sobre pilares falsos, el resto del edificio se cae por sí solo. Habla de filósofos y tal, dándoselas de muy culto cuando sus teorías están totalmente desfasadas dentro del estudio del arte contemporáneo. Que no se basan en ideales, por cierto, completamente falsos, sobre el naturalismo del arte o la ausencia del elemento economico (¿o es que su adorado Miguel Ángel no pintó la capilla Sixtina por encargo?) Por cierto que en época de Miguel Angel las únicas artes eran aquellas en las que no se "usaban" las manos, sino sólo el intelecto, es decir, literatura, música... Los pintores o los escultores eran considerados artesanos. La consideración de artistas hacia los que realizaban artes plásticas no se produjo hasta el siglo XVIII y la razón principal no fue otra que, en principio, los escultores y los pintores sólo trabajaban para la nobleza y la iglesia, mientras que ebanistas, alfareros, ceramistas, vidrieros... Trabajaban tanto para las clases altas, como para las populares.

Además, el videojuego no empieza de cero, a diferencia de las otras artes, ya que se puede servir de todo lo aprendido anteriormente por las otras artes. La única limitación a la que se enfrentan los artistas del videojuego son las limitaciones tñecnicas a las que se enfrentan debido al software que manejan.

En mi opinión creo que lo único que le sucede realmente a éste señor es que tiene miedo que otra arte sea tomada como tal, tomando su cuota de poder y por lo tanto se la quiten a sus adorados artistas. Éste miedo es muy visible en una de sus últimas frases: "¿Por qué no están contentos los jugadores con sus juegos y simplemente se divierten? Tienen mi bendición, si es que les importa." Si ese señor hubiera vivido en el siglo XVI sería juez de la Inquisición y se dedicaría a quemar herejes, pues odia los pensamientos revolucionarios.

¡Ah! por cierto, su amiga Kellee Santiago, a la que trata como una ingenua que no tiene ni idea de lo que es el arte es nada más y nada menos que la presidenta de ThatGameCompany (Cloud, Flow, Flower, Journey)

Leviathan dijo...

Todo el texto está mal, el arte actual vive de 2 aspectos, el juego y el horror, si no fuera así los performers no hubieran hecho lo que han hecho hasta ahora, incluso antes ya hubieron muestras de escape. El problema radica en que los videojuegos son como el cine de finales del siglo XIX ningun seudo-erudito, quiere aceptar lo inevitable, que si los videojuegos son la evolucion tecnológica de todas las formas de arte existentes, vive de los apectos que mencioné y pronto habra devorado a estos vetustos criticos de arte, que desde que existen, solo han retrasado la evolución irrefrenable del arte hacia horizontes que ya quisiera ver la ciencia.

Anónimo dijo...

Roger Ebert es un periodista crítico de su época y lo natural es que defienda su época, se argumento es básicamente que como el videojuego es un "juego" siempre priorizara los aspectos lúdicos (tales como el entretenimiento y la convención de fines) antes que la expresión, y eso es muy posible sin embargo, se ha dado y se puede dar, que los videojuegos valoren mas una idea y/o concepto antes que el mismo medio para llevarla a cabo, que no suceda usualmente en el ámbito debido al rastrazo de la industria, q para mi son condicionamientos económicos y cuestiones materiales (mas que técnicas) de los desarrolladores, es otra historia.
Pero aunque este completamente equivocado o tenga absoluta razón, el pulitzer winner Ebert, jamás defendería "lo diferente" o "lo novedoso" frente al gusto legitimo del aristocratismo esteticista estadounidense, y deduzco esto por su labor, su oficio es proteger y reivindicar el criterio valorativo establecido en su época, y ya sea los videojuegos o las historietas o cualquier medio incipiente q pase a formar parte de la cultura de su sociedad, serán bien vistos por su criterio (incluso los videojuegos q productivamente son bien recibidos)

OmarF dijo...

Particularmente me parece que el ver o no Arte en algo suele ser algo subjetivo. Algunos ven Arte en pinturas de Picasso, otros en la arquitectura de un edificio, para otros simplemente no lo toman en cuenta y solo decimos que es arte porque muchas personas piensan que debe ser considerado así.

Hay Arte en la música, pero alguien que no escucha no podría apreciarla para decir que lo hay, y aún escuchando hay pareceres. Hay Arte en la pintura pero un ciego no podría apreciarla, y aún viendo vemos distintos matices y apreciaciones

Lo que creo que hay Arte en cada cosa que nos envuelve en una actividad, y a quién logra de alguna forma transmitir aquello que nos sublima al realizarlo lo llamamos artista. Hay artistas que con un pincel transmiten una imagen que impacta desde adentro hacia fuera, otros que al tocar una melodía por muy breve que sea te lleva a viajar en la imaginación.

Sin embargo, no todas tienen la capacidad de lograrlo como artistas, y no todos tiene la oportunidad de apreciarlo...un ciego no podría, un daltónico tendría problemas, un sordo no escucharía.

Creo que requerimos algo mas para apreciarlo, estar envueltos en ello, ser parte de esta actividad o haber sido tocados en algún momento... Hay momentos en los cuales, escuchar algo, ver algo, percibir algo o vivirlos, los consideramos perfectos, y que alguien nos remonte a ello y luego hacerlo imperecedero lo consideramos un gran artista.

Los juegos nos cuentan historias, nos transportan, no retan, y también ha momentos que nos hacen sentir mejor y, al levantarnos luego de haber estado un rato jugando con los ánimos y una apreciación distinta

Para mi hay Arte en ello y lo aprecio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ARCHIVO DEL BLOG